Descubra la Vieja Niza

Disfrute de una estancia inolvidable en el Palais de la Méditerranée, nuestro elegante hotel cerca de la Vieja Niza, y descubra la belleza de una ciudad costera que ha sabido conservar su autenticidad.

Las callejuelas sinuosas de la antigua ciudad de Niza, en donde se mezclan siglos de vida en el litoral, evocan la calma de la vida mediterránea. Camine entre los habitantes de la Vieja Niza y descubra un pueblo acogedor y cálido. El puerto, en el que atracan yates, veleros y barcos de pesca, es una invitación al viaje y al descubrimiento. Visite los mercados cotidianos de Cours Saleya: el mercado de flores, frutas y verduras que hechizará sus cinco sentidos, y el mercado de antigüedades que funciona todo el año… un verdadero paraíso para los que buscan la perla rara. Cada sábado, los puestos del mercado semanal se apoderan de la plaza central de la Vieja Niza, animada por los gritos de los mercaderes.

Tómese el tiempo necesario para deslumbrarse frente a las numerosas capillas y monumentos religiosos de la Vieja Niza, maravillas arquitectónicas que dieron forma a la ciudad y a su historia: la Catedral de Santa Reparata, la Iglesia de Gesù, la Capilla del Santo Sudario y el oratorio de la estatua de Nuestra Señora de Malonat constituyen una verdadera invitación a la contemplación.

Durante su paseo, haga una pausa y almuerce en un restaurante típico de la Vieja Niza, en el que podrá degustar la ligereza de la deliciosa cocina mediterránea en un entorno íntimo y ameno.

Finalmente, regrese a nuestro hotel de lujo frente al mar para descansar tras una jornada llena de memorables recuerdos.