Tras las huellas de la religión ortodoxa

En su calidad de encrucijada de las culturas mediterráneas, Niza cuenta con una iglesia y una catedral ortodoxas rusas, ambas magníficas, que pueden convertirse en una etapa interesante de su recorrido cultural por la ciudad. El Palais de la Méditerranée se encuentra a dos kilómetros a pie de la Catedral San Nicolás de Niza y a menos de un kilómetro de la Iglesia Santa Alexandra.

La parroquia San Nicolás y Santa Alexandra de Niza cumplió 150 años en 2010 y en el marco de esta celebración, ha abierto sus puertas al público. Durante los oficios, ambos edificios acogen con gusto a los turistas que con discreción y respeto por la santidad del recinto, desean visitar el lugar. Si planifica cuidadosamente su estancia, podrá incluir una visita de estos edificios un día de fiesta ortodoxa y contar con la suerte de admirar las ceremonias religiosas. Para ello, consulte el calendario de la parroquia.

Tanto la iglesia como la catedral rusas dependen del exarcado del patriarcado ecuménico de Constantinopla. Las donaciones de numerosos fieles de la región permitieron conservar la parroquia en excelente estado y han convertido la iglesia y la catedral en lugares turísticos dignos de visitar durante su estancia. Además, la catedral posee un cementerio en el que la presencia de las tumbas de algunos personajes famosos incita a la calma. Sin embargo, las hiedras y otras malas hierbas que han invadido algunas partes del lugar a veces dificultan la lectura de las lápidas.